Informe de Chilca y Marcahuasi 2018 Por Cristián Sánchez Barros


Informe de Chilca y Marcahuasi 2018
Por Cristián Sánchez Barros

El 44° aniversario de la Misión en Chilca
El viernes mientras esperábamos el vuelo que nos llevaría a Lima, recordé que ese domingo 21 de enero se cumpliría un mes de la inesperada partida de mi hermano mayor, Mariano, por quien desde muy chico conocí y aprendí a amar el mundo aeronáutico y espacial. Ese día estaría junto a muchos otros en Chilca conmemorando el 44° aniversario de la Misión Rama. Estaba inmerso en estos pensamientos cuando recibí un mensaje por teléfono que me informaba que un familiar muy cercano estaba siendo llevado de urgencia a una clínica. Llegué a Lima con esa preocupación y el resto del día estuve intercambiando mensajes a la distancia para saber cómo evolucionaban las cosas y ciertamente esa noche dormí poco y mal.
El sábado a la mañana nos encontramos todos en la calle de la iglesia y avenida Brasil para abordar los buses y pasado el mediodía llegamos a Chilca, a una zona del desierto algo alejada del tradicional cerro aniversario que para esta ocasión lucía el número 44.
Fue muy grato en el abrazo que nos dimos uno a uno el reencontrarme con varios hermanos que no veía hacía ya tiempo. La coordinación del encuentro corrió por parte del hermano Miguel Morales, quien luego de instaladas las carpas, dio comienzo a las actividades durante las cuales fueron colaborando hermanos tanto del Perú como de distintos países. Durante la tarde se recibieron mensajes de los guías que señalaban la posibilidad de que se entregaran cristales de cesio y luego también la apertura de un paso xendra. En el resto del día se realizaron varias meditaciones como así también un trabajo de integración y sensibilización grupal posteriormente se realizó un ayuno silente de una hora, práctica en la cual cada participante busca aislarse del resto para quedar en silencio con uno mismo. De regreso al campamento y ya entrada la noche pude observar justo encima del círculo de la reunión la fugaz aparición de un sincronizador magnético de color blanco, hecho que tomé como señal de que los guías estaban cerca. Más tarde junto con Patries van Elsen y Rafael Calderón, colaboramos en la entrega de cristales de cesio, en la cual finalmente recibieron sus cristales más de diez personas. Luego nos encaminamos al sitio que estaba señalado para el xendra, pero al llegar y notar que la energía allí era muy baja, decidimos desplazarnos varios metros más hacia la derecha y también hacia adelante, donde sí hayamos una mayor concentración de energía. En ese sitio junto con otras personas entramos los tres y al traspasar el umbral sentí que me decían que por ese día ya había cumplido con mi tarea, cosa que coincidía realmente con el cansancio que sentía en ese momento. Entonces decidí salir y esperar afuera a Rafael y Patries. Luego de conversar durante algún tiempo nos retiramos a nuestras carpas.

Domingo 21
El haber podido descansar hizo que me levantara renovado y luego, durante la meditación del nombre cósmico recibí la siguiente comunicación:
Fecha: 21 de enero de 2018
Lugar: Quebrada de Chilca – Perú
Antena: Cristián Sánchez Barros (Hell Aham)
Amor y paz,
Oxalc
El 44° aniversario de la Misión en la Tierra conlleva a ser uno con su significado numérico.
Sean conscientes de que están en el tiempo y lugar justos, pero también preparados para realizar lo que hace mucho se han comprometido a hacer. Sepan que no estarán exentos de sacrificios, puesto que por amor habrán de avanzar y consolidar vuestro destino, pero los guías de misión y las jerarquías de luz cumplirán con su parte que es apoyarles y aún sostenerles en medio de la confusión.
Ustedes son los hacedores de nuevas realidades y en un futuro cercano serán quienes guíen e iluminen a otros. Sepan que para muchos de ellos ustedes serán su norte.
El 2018 es el tiempo para avanzar en la concreción de objetivos pendientes: En el Perú habrán de llegar y desenterrar el dorado lugar del conocimiento que en breve se dará a conocer como descubrimiento al mundo.
El Paititi los espera para conectar el disco solar con la energía del cristal verde que llevarán desde el Ecuador.
En el Uruguay la unión de corazones y mentes les abrirá la puerta del conocimiento atlante que aún no han abierto.
En Argentina un nuevo tiempo marcará el surgimiento de nuevas revelaciones que aún están ocultas. Será entonces el tiempo de que regresen los antiguos y cumplan con lo pactado.
La Misión en todo el mundo habrá de reafirmar compromisos y despertar a los que aún no han llegado, para que juntos concreten lo que se espera. En el futuro cercano habrán de trabajar con el sonido del canto que como aves sonará.
Asuman cada uno su lugar.
Con amor, Oxalc
Nota: En lo que se refiere al Paititi, es importante señalar que desde hace ya algunos años he venido sintiendo que era necesario realizar otro viaje, aunque al principio no sabía bien cuáles podían ser los motivos de una nueva incursión a ese territorio tan difícil como sagrado. Patries sentía lo mismo, que se debía hacer otro viaje y con el tiempo supe de otras personas que en sueños o meditaciones también estaban recibiendo lo mismo. Tal era el caso de Darío Silva, Rafael Calderón y Marcia de Ávila, como también una hermana de los grupos de California. Pero en agosto de 2015 se me reveló un motivo para ir al Paititi. Fue en el viaje de Tulipe, Ecuador, en la experiencia del primero de los dos Xendras que allí se abrieron, cuando Kontur, el jefe de los Guardianes Estelares, al relatarme la historia de la Umiña me dijo algo que en su momento no incluí en el informe que titulé “LA PIEDRA UMIÑA Y LOS GUARDIANES DEL ORDEN ESTELAR” aunque puse unos puntos suspensivos para hacer notar esa omisión. El párrafo completo en el que Kontur se refiere a las funciones de la Umiña y que ahora doy a conocer dice así:
“Pero hay otra aplicación programada para después del salto cuántico del 21 de diciembre de 2012 y que aún está pendiente, es la de incorporar este cristal (la umiña) al disco solar central con el fin de restaurar en la Tierra el equilibrio en todos los órdenes; mineral, vegetal y animal y cuyos efectos también alcanzarían a otros mundos, cosa que en un futuro próximo deberán hacer ustedes como seres humanos si logran la vibración necesaria para ello.”
Este sería entonces uno de los motivos para hacer otro viaje al Paititi, pero Kontur advierte que dicha tarea estará condicionada a que se logre la vibración necesaria para ello. Por eso pienso que es imprescindible que quienes finalmente deban ir, luego de que se den las correspondientes confirmaciones por parte de los guías, integren un grupo experimentado y afín, pero además y como ya se dio en el año 2010, que el viaje sea apoyado por un gran colectivo humano para así garantizar esa alta vibración necesaria para que todo se pueda dar.
Pero volviendo a la salida, como parte del cierre del encuentro fui invitado a dirigir una cadena de sanación y luego en representación de los hermanos de Arequipa, habló la hermana Teófila Elguera Jara quién dio algunos adelantos de lo que sería el próximo encuentro nacional a realizarse en esa ciudad en el mes de agosto. Luego de desarmar las carpas nos subimos a los buses y regresamos a Lima. Una vez que llegamos a la calle de la iglesia, el grupo comenzó a desconcentrarse muy rápidamente entre apurados abrazos y sonrisas.

Marcahuasi y la dama de Luz
El viaje a Marcahuasi surgió a partir de algunas sincronicidades que se fueron dando. Para mí era un sitio que tenía pendiente de conocer desde hacía muchos años y lo mismo le pasaba tanto a Susana Gavilanes del Ecuador como a Darío Silva del Uruguay y los tres estaríamos presentes en el encuentro de Chilca. A esto se le sumó una comunicación que recibiera Darío y que fue como el detonante para que las cosas comenzaran a moverse rápidamente. Finalmente se terminó conformando un grupo de diez personas, integrado por Darío Silva, Claudio Pena, Patricia Portela y Diego Roca del Uruguay, Walter Garmendia y Miguel Morales del Perú, Ligia Velázques de Colombia, Susana Gavilanes del Ecuador, Patries van Elsen de Holanda y Cristián Sánchez Barros de Argentina.
El lunes fue un día intenso en el que se aprovechó el tiempo para coordinar todo y comprar algunos elementos para el viaje, se hizo la hora de almorzar y nos encontramos con el querido hermano Nimer Obregón quien nos sugirió contratar una combi para que nos llevara directamente hasta nuestro destino. Así lo hicimos y el día martes salimos muy temprano y al pasar por Chosica pudimos comprobar como los medios televisivos habían exagerado enormemente el crecimiento del rio Rimac que en cambio vimos que conservaba su cauce normal. Después de recorrer un largo camino de montaña con altos precipicios llegamos a San Pedro de Casta y allí contratamos los burros que llevarían los equipajes y caballos para Diego y Patricia. El resto subiríamos caminando. Enseguida nos dirigimos a tomar dos taxis con los que ganaríamos una parte del camino de ascenso. Fue en ese instante cuando me encontraba por subir a uno de los coches que vi aparecer en medio de la niebla un señor uniformado perteneciente a la guardia municipal y dirigiéndose directamente hacia mí persona me preguntó si íbamos a subir a Marcahuasi. Al responderle que sí, el guardián con una gran sonrisa me dijo: Suban tranquilos porque van a tener buen tiempo. Me dio la mano y se despidió.
Una vez que Llegamos al lugar desde donde comenzaríamos el ascenso vimos que a pocos metros de nosotros había una espesa niebla justo sobre el camino, entonces antes de comenzar la caminata pedimos permiso al lugar y a los elementales, trabajo que estuvo a cargo de Walter, e inmediatamente después la niebla se retiró como dándonos paso. Luego llegamos a un lugar del camino que tenía a ambos lados como dos columnas naturales de piedra, justo allí se comenzó a formar una capa compacta de niebla y allí sentí una voz que nos decía: “bienvenidos al territorio de la hermandad Blanca”.
Seguimos ascendiendo más adelante pasamos por una pequeña laguna y por alguna razón me retrasé algunos pasos del grupo y me detuve. En ese momento apareció una cortina de niebla que avanzó hacia donde estaba y me envolvió. Entonces cerré los ojos y sentí una emoción muy grande al percibir una vez más la presencia inconfundible de la dama de luz:
¿Eres tú? –le pregunté.
Soy yo Hell Aham -Me respondió.
En ese momento noté que el ambiente se tornaba muy frio y pensando en los trabajos que teníamos por delante le dije: – ¿Porque te manifiestas con tanto frio?-
Aunque parezca mentira mi ocurrente queja primero le causó gracia pero enseguida me dijo:
-No te preocupes por el clima. Mañana tendrán un día radiante de sol y cielo azul para que puedan trabajar y a la noche, podrán ver las estrellas.-
Así como había llegado, la espesa niebla repentinamente se fue y entonces apuré el paso para unirme al grupo. Casi llegando comenzó a llover y la lluvia se mantuvo hasta que llegamos al lugar de acampe donde ya estaban Diego y Patricia. Tuvimos que esperar la llegada de los burros y recién después me pude sacar el polar que tenía empapado. Armamos las tiendas y temprano decidimos ir a dormir para estar bien descansados.
Al siguiente día hicimos dermóptica en la pared del altar frente a la laguna Cachu Cachu, nos dividimos en dos grupos y cuando puse mis manos y frente en la pared me vi caminando por un pasillo oscuro y más adelante observé que a ambos lados había como vitrinas con objetos que remitían a un lugar y tiempo determinado. Me detuve y entré por una de esas vitrinas, llegué a una gran caverna acondicionada como un laboratorio, presentía que era en época de la lemuria y el lugar era los Altares, en Argentina. Observé a un grupo de sabios lemurianos que estaban trabajando con diversos materiales, amalgamas de metales y cristales, los trabajaban por separado, los moldeaban y los iban incorporando a una estructura en forma de disco. Observé que en el centro del disco había un espacio transparente y vacío, como que era un lugar para incorporar una pieza allí. Cada cosa que iban haciendo lo corroboraban con unos planos que se veían en imágenes tridimensionales suspendidas frente a ellos. También observé que seres de las pléyades como que estaban monitoreando todo. Luego regrese al pasillo y salí.
Ese día recibí dos comunicaciones:
Fecha: 24 de enero de 2018 – en la mañana
Lugar: Meseta de Marcahuasi – Perú
Antena: Cristián Sánchez Barros (Hell Aham)

Amor en la luz
Mardorx al contacto
Marcahuasi les recibe con su corazón pleno de amor y de luz.
Sepan que aquí conviven muchas realidades, tiempos y civilizaciones, tal como si fuera un gran reservorio de enseñanzas y vivencias del pasado remoto.
Sí, aquí convive la Hermandad Blanca de la Tierra pero también miembros de la Confederación de mundos y jerarquías del plano espiritual, toda una combinación ideada no sólo para preservar hechos, información y enseñanzas, sino también para iniciar a la nueva humanidad.
Es así que remanentes de la civilización atlante, en su tiempo final, llegaron a este lugar ya ocupado por seres de diversos mundos y galaxias. Se integraron a ellos y dejaron gran parte de su legado para que fuera rescatado y compartido en el futuro. Legado que habla de aprender de errores que hoy la humanidad persiste en repetir.
Ellos (los atlantes) aprendieron que sólo el conjunto unido al corazón del planeta hace a la armonía y la evolución. Enseñanza que tarde aprendieron para revertir su realidad.
Hoy a ustedes les toca abrir la puerta del conocimiento que a su vez abre conciencias y que como humanidad les llevará a otro plano de evolución. Por eso estén atentos a las señales y marcas para que lleguen al portal.
También nos verán cerca, dándoles el apoyo y ayuda como en toda salida.
Equilibren el grupo para que sean sólo uno, y ello los llevará a entender la mayor enseñanza para este tiempo y para el futuro.
El amor como fuente inacabable hará cambiar la realidad en todo los planos, por ello muchas son las miradas puestas hoy en este lugar y en ustedes.
Sepan leer lo que todo el lugar les dice.
Con amor, Mardorx

Fecha: 24 de enero de 2018 – en la tarde
Lugar: Laguna de Cachu Cachu – Marcahuasi – Perú
Antena: Cristián Sánchez Barros (Hell Aham)

1) Pautas para esta noche
2) ¿Que nos pueden decir sobre un próximo viaje al Paititi, objetivos y fecha?
3) ¿Es posible realizar esta noche una recepción de cristales crísticos?
4) Pautas de trabajo para Santo Domingo de los Sachilas, Ecuador
5) Pautas para el Uruguay

Amor y luz,
Antarel
Esta noche deberán continuar elevando la vibración para que a las 24 se dirijan a la zona señalada por el arco iris, allí aperturen el xendra para recibir información e instrucciones sobre este sitio y sobre esta etapa de la Misión.
Pueden darse iniciaciones de cristal crístico.
El viaje al Paititi tiene como objetivo llevar la energía del cristal Umiña que está bajo custodia de los leales guardianes estelares. También concretar el encuentro de los Rahma con los maestros guardianes de la orden blanca de la Tierra.
Será en agosto, más la fecha con los días será dada en marzo y corroborada por antenas y avistamientos. También se darán detalles tanto del número de personas como de su preparación.
A Santo domingo irá un grupo de seis, de Quito y Cuenca, para descubrir una parte de todo lo que encierra el Ecuador. Consulten fecha más adelante.
En el Uruguay primero deben acercarse entre sí los grupos para lograr realizar un encuentro nacional, ello les permitirá abrir desde allí lo que todavía debe surgir como producto de los trabajos que deberán hacer.
Sepan aprovechar todo momento para acercarse más entre ustedes y a nosotros.
Con amor,
Antarel

En la primera incursión que hicimos al altar de la laguna habíamos visto que en los alrededores estaba lleno de latas, botellas, platos y cubiertos descartables, desechos dejados por algunos desaprensivos turistas. Fue entonces que decidimos entre todos recoger toda esa basura en dos grandes bolsas y bajarlas al pueblo. De esta forma el lugar volvió a quedar limpio y seguidamente Susana dirigió un inspirado trabajo con el elemento agua en donde hicimos una ofrenda a la laguna. Al terminar el trabajo una lluvia de granizo cayó sobre nosotros pero al llegar al campamento asomó el sol bajo una fina llovizna formándose un arco iris. Después el cielo paso de un color violeta a rosado y luego todo se tornó dorado, fue maravilloso el cambio de tonalidades que observamos hasta la puesta del sol. Más tarde comenzó a llover y desde las carpas mantralizamos el OM hasta que la lluvia cesó.
Salimos de las carpas y justo a las once de la noche Patries y yo vimos un objeto muy luminoso surcar el cielo, era la confirmación para realizar la ceremonia de recepción de cristales crísticos, fueron cinco los que no los poseían y los recibieron: Ligia, Susana, Claudio, Diego y Patricia.
Luego, nos dirigimos a la misma pared donde ya habíamos hecho dermóptica y también allí cuando el reloj marcaba las 24 tuvimos otro avistamiento de confirmación.
Tal como lo habíamos hecho más temprano nos volvimos a dividir en dos grupos de cinco. Cuando me fui acercando al sitio pude ver en el suelo una concentración de energía verdosa en movimiento y como chispas sobre la pared en la que coloqué mi frente y busque acomodar mis manos hasta que en un momento dado sentí que me pegaba a la pared, allí comencé a oír una voz que claramente se dirigió a mí:
-La espiritualidad perfecta se haya en el ser humano.-
-Perdón, pero que es lo que quiere decir –dije a esa voz.-
-Significa que el ser humano debe tomar conciencia de la divinidad que lleva en su interior.
-¿Pero cómo hacerlo si el ser humano es atraído por todo un mundo material regido por los planos más densos?
-Ustedes son como células de un gran órgano que es vuestro planeta y ese órgano a su vez forma parte de un infinito cuerpo cósmico que se halla más allá de lo que pueden imaginarse, puesto que ese cuerpo es la creación misma en evolución y se haya extendido por todo el universo y en todos los planos.
Ahora volviendo a vuestra humanidad, cada uno de ustedes tiene una conexión con el otro y a su vez con lo divino a través del espíritu. Claro que enfrentados como hoy están en vuestro planeta están lejos de encontrar el camino a la unidad, que es el Todo, porque sólo conectados entre sí lograrán tomar real conciencia de lo que el creador quiso que ustedes sean. Por eso, si bien son individualidades irrepetibles, en conjunto logran catalizar y proyectarse como el efecto de la luz en un prisma.
¿Y cuál es esa causa por la que fuimos creados? –interrogué a la voz.
-El Plan Cósmico que han ido descubriendo por partes les ha venido dando respuestas a muchos interrogantes: han conocido el motivo por el que fueron creados, pero también han comenzado a saber cuánta oposición han tenido, cuánto las fuerzas oscuras han querido suprimirlos y como aún hoy pretenden hacerlos desviar de vuestro camino.
Pero deben saber algo importante, que el camino que ustedes van creando lo transitan luego muchas otras civilizaciones y realidades que escapan a vuestro entendimiento. En verdad hay mucho más de lo que ustedes pueden imaginarse. El universo es evolución y como tal se mueve hacia adelante con el más mínimo impulso evolutivo. Por eso es tan importante que tomen su lugar, ni más acá ni más allá, sólo el lugar que les corresponde por mérito propio.
– Sin embargo no puedo dejar de pensar en todo lo que sucede hoy en el mundo.
-Debes ver con simpleza la compleja realidad de tu mundo. Sabemos que a través de los medios de comunicación toda la atención está centrada en crear una idea de caos, destrucción y desaliento, pero piensa en las acciones de muchos anónimos seres humanos que sostienen y crean las condiciones para que el mundo siga avanzando a pesar de todo. Pero ustedes están más acostumbrados a ver el vaso medio vacío y no el vaso medio lleno.
Es importante que cada uno de ustedes recobre la verdadera conciencia y memoria que se haya en vuestra propia sangre. Sí, en vuestros genes están todas las respuestas. Cuando los seres humanos sepan leer sus archivos personales sabrán todo lo que hoy los separa de la conciencia cósmica.
Pero todo ha debido ser por pasos, primero fue el llamado al contacto, luego las experiencias para que se convencieran de que somos reales y ahora nosotros vamos dando pasos hacia atrás para que ustedes den pasos hacia adelante y crezcan por sí mismos. Sepan que vuestros guías siempre han estado, están y estarán, aunque muchas veces sean invisibles a vuestra vista.
Sabemos que les pedimos mucho, pero una vez más debemos decirles que confíen en el Plan y en la Confederación de Mundos, que resguarda a muchos de ustedes.
-¿ Que es lo que tenemos por delante en esta etapa de la Misión?
-Lo que tienen por delante es la culminación de distintos objetivos que se han ido cumpliendo en parte, pues este es el tiempo de terminar lo pendiente porque así comprenderán más y verán más claro. Sabemos que la oscuridad ha interferido en todo ello y siempre procurará hacerlo, pero la luz que brilla en vuestro interior es superior a todo intento tenebroso. Únanse en corazón y mente, búsquense, reconózcanse y actúen en común unidad. Recuerden que siempre se les ha dicho que trabajen en grupos de afinidad y sintonía. Los encuentros entre ustedes no son casuales, son familias estelares que se encuentran y reencuentran a través del tiempo y en ello radica mucho de la fuerza que les permitirá avanzar.
Estén atentos porque tendrán pruebas, pero podrán superarlas, por eso no se desanimen, más bien confíen en el plan y en lo divino que mora en vuestro interior.
Los meses por venir serán de grandes pruebas y templanza, por eso recuerden que ustedes tienen el poder de modificar la realidad a puntos inimaginables. Si ponen el corazón en acción lograrán avanzar seguros haciendo uso de todo el conocimiento que han sabido aprender. Confíen en ustedes y ábranse a los designios superiores para ser guiados –finalizó la voz.
En ese momento sentí un leve mareo y tuve la convicción de que se me había transferido mucho más de lo que la voz me decía.
De repente vi que se materializaba una imagen, era el maestro Joaquín quien me sorprendió con una pregunta:
-¿Estás dispuesto a dar el siguiente paso?
-¡Sí Maestro! –Respondí.
-¡Continúa entonces Hell Aham!
Enseguida me aparté del muro y algo mareado miré hacia donde estaba Patries, allí pude ver que ella y los demás iban también apartándose de la pared. Luego fue el tiempo del otro grupo. Al terminar de pasar todos pudimos apreciar un hermoso cielo estrellado tal como lo había anunciado la Dama de Luz.
Al siguiente día nos levantamos temprano, pusimos al sol los techos de las carpas que estaban cubiertos de hielo, desarmamos el campamento y después de realizar una irradiación como cierre, emprendimos el descenso por otro camino que nos propuso Miguel como gran conocedor de Marcahuasi. Caminamos por medio de extrañas formaciones, incluso hubo un momento en que la geografía del lugar me transportó a los laberinticos caminos de Ciudad Perdida, en Talampaya, La Rioja.
Durante el camino de retorno avistamos a un águila en vuelo adelante de nosotros, luego pasamos por el anfiteatro y llegamos al imponente rostro de piedra conocido como el monumento a la humanidad, seguimos nuestro camino de descenso cuando a manera de despedida un hermoso cóndor pasó silencioso por encima del grupo. Llegamos a pueblo y cuando quisimos salir con la combi tuvimos que esperar a que una cuadrilla de mujeres trabajadoras terminara de despejar el camino principal que estaba siendo remodelado.
Sin duda Marcahuasi debe ser visitado varias veces y no sólo para recorrerlo, sino también para poder sentir y conectarse con las diferentes realidades que desde hace milenios conviven allí y que esperan, siempre esperan a que uno regrese.-

Con amor y paz,
Cristián Sánchez Barros
Pisac, 8 de febrero de 2018

admin
About me

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *