La Gran Invocación


La Gran Invocación es un conjunto de afirmaciones que son utilizadas por todo aquel ser humano de buena voluntad que desea un cambio y que cree en las posibilidades de ese cambio. Un cambio radical y necesario en este nuestro planeta Tierra o Merla como lo llaman los Guías Extraterrestres, donde todos los seres humanos transformemos el odio, el egoísmo, la ignorancia y el temor por Amor, Hermandad, Sabiduría y Confianza en nosotros mismos.

Te invitamos a que pronuncies esta sagrada oración en voz alta; la invoques con firmeza e intención, para que así se cumpla lo que afirma El Principio del Mentalismo (El Kybalión): “Todo es Mente; el Universo es mental”. Este principio se basa en que el ser humano tiene la capacidad de CREAR lo que CREE. Además reconoce la verdadera naturaleza de la energía, de la fuerza y de la materia, y el cómo y porqué todas ellas están subordinadas al dominio de la mente.

Para concretar la efectividad de la Gran Invocación es necesario formularla todas las veces en tiempo presente, ya que nuestro subconsciente es un servidor tan obediente que si declaramos en futuro lo que deseamos manifestar quedara siempre en el futuro.

Luego de predisponernos, estando conscientes de lo que vamos a realizar y habiendo colocado los talones juntos (tanto de pie como sentados) y nuestras manos abiertas hacia delante a la altura de los hombros, comenzamos a respirar lenta y profundamente, procurando un contacto con nuestro ser interior, visualizamos en nuestra pantalla mental todo lo que expresamos al invocar.

 La Gran Invocación

Las Fuerzas de la Luz iluminan a toda la Humanidad.
El Espíritu de la Paz se difunde por el Mundo.
El Espíritu de Colaboración une a los seres humanos de buena voluntad, donde quiera que se encuentran.
El olvido de agravios por parte de todos los seres humanos es la tónica de esta época.
El poder acompaña el esfuerzo de los Grandes Seres.

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
fluye Luz a las mentes de los seres humanos;
la luz desciende a la Tierra.

Desde el Punto de Amor en el Corazón de Dios,
fluye Amor a los corazones de los seres humanos;
Cristo se manifiesta entre nosotros Porque ya ha regresado a la Tierra.

Desde el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
El propósito guía las pequeñas voluntades de los seres humanos,
el propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el Centro que llamamos la Raza Humana,
se realiza el Plan de Amor y de Luz
y sella la puerta donde se halla el mal, transmutándolo mediante el perdón.

La Luz, el Amor y el Poder
restablecen el Plan Divino en la Tierra.
Así es y así será,
Y todos cumplen con su parte en esta sagrada Misión de amor por la humanidad.

admin
About me

1 Comments

Marcelo Velastegui
Reply 16 julio, 2016

Excelente. Muchas gracias apreciado German por compartir esto tiene sentido más real y efectivo. Seguro es tomado del libro de Sixto. Gracias mil.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *