PAITITI 2018 Informe personal Marcia De Ávila (Eliatell-Rah)


Desde el 13 de diciembre del 2014 he venido recibiendo por parte de la Dama de Luz, los Guías y la Hermandad Blanca que debería de realizarse en el mes de agosto del 2018 un nuevo viaje a Paititi, la ciudad perdida de los Incas en la selva del Madre de Dios, Perú, uno de los retiros más importantes de la Hermandad Blanca donde se guardan los archivos de la historia planetaria, un lugar lleno de magia y mística, un verdadero Santuario de Luz.
La primera experiencia en la que me dijeron que se debería volver a viajar fue en un retiro de yoga. Durante una meditación me desprendo astralmente y de repente comencé a sentir el sonido de un rio, el canto de miles de pájaros, la brisa del viento, y de un momento a otro me encontré en la selva, adelante del muro de Pusharo, me emocioné mucho al verlo nuevamente y sentí la paz del lugar y la conexión con la naturaleza. Entonces me di vuelta y allí estaba la Dama de Luz. Me miró con dulzura y me dijo: Hija aquí te espero dentro de cuatro años, las puertas vuelven a abrirse. Paititi te espera.
Entonces nuevamente volví a mi cuerpo en completa paz, pero un poco confundida, pues estaba convencida que el viaje del 2010 había sido el definitivo. Salí afuera y me tiré en el césped, tratando de revivir la experiencia, había sido muy contundente para mí, cada una de las palabras del Espíritu de la Tierra habían quedado grabados en mi corazón. Sabía que había que volver.
Empecé a contactarme con hermanos que ya habían viajado a Paititi y les conté mi experiencia, algunos venían sintiendo lo mismo y otros mientras tanto me decían que no podía ser, que seguramente lo que me había pasado era que había revivido la incorporación del espíritu planetario del 2010 y eso era todo, pero adentro de mi sabía que no era así. También comenzaron a llamarme personas de los grupos diciéndome que me veían en un nuevo viaje a Paititi.
Había mucho tiempo para prepararse y para recibir las confirmaciones necesarias, mientras tanto solo quedaba trabajar.
En el 2017, en el mes de Mayo tuve una fuerte experiencia con una entidad del Universo Espiritual y en la cual me dice que antes de viajar a Paititi debo de ir a Egipto y con Sixto Paz, pues era muy importante…
Me pareció muy loco e imposible ya que no tenía los medios económicos para realizar un viaje así, y tampoco sabía si Sixto iría a Egipto en esas fechas además el tiempo era muy corto como para ahorrar el dinero. Pero debía confiar en lo alto.
Los sueños con respecto al viaje a Egipto empezaron también a ser muy frecuentes, así como las señales, todavía no entendía la conexión que podría haber con Paititi, más allá del Disco Solar y la conexión entre todos los retiros de la Hermandad Blanca de la tierra, había algo más que se me escapaba, pero anoté todo lo que iba sintiendo y canalizando porque sentía que iba a ser importante, por algo se me pedía viajar primero a la tierra de los faraones.
Una mañana me desperté, me incorporé para levantarme y enseguida sentí un cansancio tan fuerte que no pude salir de la cama y evitar volverme a dormir, ni bien apoyé la cabeza en la almohada sentí que estaba en otro lugar y tiempo, era el interior de un templo egipcio, el sanctasanctórum, las paredes eran de granito y estaban escritas enteramente por jeroglíficos en bajo relieve. La habitación estaba débilmente iluminada por dos pebeteros a los lados de la puerta. Una persona estaba de espaldas a mí, era calvo y su cuerpo un tanto grueso estaba cubierto por una túnica blanca y resplandeciente. Delante de él y en el centro había una especie de pedestal en forma de pirámide trunca. Ésta persona se dio la vuelta y en sus manos descansaba un cristal verde de gran tamaño que emanaba pulsos de luz como si fueran los latidos de un corazón, protegido por otra piedra que lo recubría parcialmente a modo de protección, la cara del anciano me sonrió, y en mi mente resonaron estas palabras a pesar de que él no movió los labios en ningún momento para hablar: “Esto que aquí vez es la piedra benben, la piedra de la creación”
Inmediatamente me desperté, no sé por cual razón sabía que la persona que me había hablado durante el supuesto sueño se llamaba Anen, y que el cristal estaba estrechamente relacionado con la piedra Umiña , si no eran lo mismo… le escribí a Sixto de inmediato contándole la experiencia y a Rafael pidiéndole los informes del 2015 de Tulipe, donde se hablaba más sobre este cristal (Rafael era una de las personas que en repetidas oportunidades tanto en sueños como en meditaciones veía en un fututo viaje a Paititi). Sixto me dijo que el benben era la Nave de Horus, un obelisco y una pirámide, y que tal vez tuviera relación con la Umiña, pero para mí había mucho más encerrado en ese sueño.
Busque información sobre el tal Anen y el benben y encontré que ambos se relacionaban:
• Anen era el hijo de Yuya y Tuya y el hermano de la reina Tiye, la esposa del faraón Nebmaatra Amenhotep (Padre del faraón hereje Akhenatón). Bajo el gobierno de su cuñado, Anen se convirtió en el Canciller del Bajo Egipto, el Segundo Profeta de Amón y sacerdote sem de Heliópolis, y adquirió el título de Padre Divino.
• El Benben, en la mitología egipcia, más concretamente en la cosmogonía Heliopolitana, fue la montaña primordial que surgió del Nun, las aguas primigenias y en la que el dios creador Atum se generó a sí mismo y a la divina pareja.
• Heliópolis es la ciudad del sol y el lugar de origen y el principal centro de culto de la divinidad solar en Egipto. El objeto de culto más importante del templo solar de Heliópolis era el llamado Benben, o Colina Primordial, una piedra meteórica, es decir caída del cielo, que los heliopolitanos consideraban una manifestación del propio Dios Solar.

Comunicaciones referentes a Paititi 2018

Fecha: 17 /1/2017
Antena: Eliatell-Rah
14 irán, 7 llegarán a la puerta y la cruzarán, donde el corazón espera palpitante a los hermanos del Tiempo. Paititi ya está abierto, pues vibra en ustedes. Aquí les esperamos para que entren los puros de corazón.
Joaquín

Fecha: 26/1/2017
Antena: Eliatell-Rah
Lugar: Montevideo Uruguay
Somos vuestros hermanos guías de misión en contacto.
La Hermandad Blanca los espera en sus dominios (Paititi), cuando hayan despertado el Amor en el perdón con ustedes y después con los demás. El camino no será fácil, sino que serán probados hasta el límite. Serán forjados en la luz y verán vuestro ser interior como un cristal puro que los guiará hacia el retiro interior. La piedra primordial será la estrella guía. Vayan hacia el inicio de todo, cuando todo fue creado y allí entenderán.
Antarel y Sampiac

Fecha: 18/12/2017
Antena: Eliatell-Rah
Lugar: Montevideo Uruguay
Somos los guías en contacto.
La preparación debe intensificarse pues pronto en los viajes que realicen de conexión con la Hermandad Blanca se darán encuentros físicos con los emisarios así como encuentros directos con nosotros.
No nos cansamos de decirles lo importante de la preparación, la disciplina y la constancia para que todo se dé. Es esencial que trabajen en el fortalecimiento de la voluntad en los tres planos de conciencia. En este tiempo ya no se pueden dar más retrasos.
Nuestro aparente alejamiento no obedeció más que a una sintonización para nosotros con la nueva realidad en que vivimos por ello en este tránsito también necesitamos que ustedes estén con la vibración en alto para que nos puedan ayudar a reconectarnos con nuestra espiritualidad y con el corazón.
Ustedes, quienes incorporaron el Espíritu Planetario deben mantenerse sintonizados con las energías del Corazón del Corazón. Recuerden el compromiso que hicieron en el muro de Pusharo; ahora son parte de la Hermandad Blanca de la Tierra, no lo olviden.
Manténganse activos, viviendo a cada paso el mensaje y vibrando en el Amor.
Nosotros estamos apoyándolos, nunca les hemos dejado.
Tienen nuestro apoyo.
Kulba

Fecha: 1/1/2018
Antena: Eliatell-Rah
Lugar: Montevideo Uruguay
Si somos vuestros hermanos guías en contacto.
Si se comprometen con el verdadero cambio interior, aquel que los conduzca hasta el corazón, verán cómo serán guiados hacia el contacto definitivo con la Hermandad Blanca, porque recuerden que ustedes ya asumieron ese compromiso en los Retiros. Las pautas ya han sido dadas. Solo falta disposición y total entrega.
Este año serán probados en la fe y en el perdón; llevando el amor en el corazón lograrán todo lo que se propongan y verán como el camino se abre para quien trabaja por la luz y el Plan.
Tengan fe en sus potenciales, todo ahora despierta y está listo para ser trasmitido.
En sus manos brillarán las tablas del conocimiento oculto y sabrán como entregarlas a esta humanidad que despierta.
Hermanos; guías del corazón, tienen una gran labor por delante.
Entréguense ahora al plan, a la divinidad que habita en ustedes, brillen como soles incandescentes, iluminando este vasto universo y no dejen jamás de ser Luz y Amor.
Con amor
Sampiac

Fecha: 13/4/2018
Antena: Eliatell-Rah
Lugar: Montevideo Uruguay
Serán siete personas las que llegarán (sentí que eran las que debían cruzar el cañón)
Siete hermanos unidos en el amor al Plan Mayor y a la humanidad.
Vivirán 13 días en comunidad y constante labor con la naturaleza, para que el orden sea reestablecido en vuestra amada Madre.
Los puros de corazón ya han recibido el llamado, cinco ya han pisado antes las sagradas tierras del Paititi, que otra vez abre sus puertas a los Hermanos del Tiempo para cumplir con su compromiso.
Joaquín

Si, somos vuestros hermanos guías en comunicación.
Las pautas ya han sido dadas.
Busquen la unidad, creen la comunidad mental, pues en sintonía y amor los acontecimientos se encauzarán para que el Plan se cumpla, mientras que cada uno de ustedes cumpla con su parte dentro de esta gran orquesta.
La Dama vestida de blanco dirigirá otra vez sus pasos esperándolos nuevamente para que su corazón brille en ustedes y con más fuerza que antes…
Sintonicen el Corazón del Corazón con la Umiña utilizando la fuerza motora de toda la existencia: el Amor, la cual habita en vuestro propio sol interior y así la luz será en el planeta armonizando los elementos y estabilizando la dinámica planetaria.
Utilicen su propia magia interior y todo se cumplirá como estaba pactado.
Sampiac y Joaquín.

Fecha: 29/4/2018
Antena: Eliatell-Rah
Lugar: Montevideo-Uruguay
Todo se dará si mantienen una actitud de unión y el corazón vibrando en el amor.
Cada uno de ustedes será la pieza de este gran rompecabezas que unido creará la imagen perfecta de esta historia planetaria, todos tienen un papel fundamental que cumplir en este viaje.
Paititi los reconectará con la historia, con el Corazón y los hará revivir el llamado que los convocó a esta Misión hace milenios atrás. En el camino se reconocerán y las claves comenzarán a darse, retomando cada uno su lugar.
Los 7 crearán las condiciones para que el Cristal verde Umiña se incorpore al Corazón del Corazón y juntos sellarán el encuentro tan anhelado con los Guardianes del Templo.
Ustedes ahora son los hacedores de la luz, los nuevos creadores.
La Naturaleza estará abierta a ustedes abrazándolos, pues en ustedes vibra su propio corazón.
Mediten a cada paso del camino, el planeta, el Espíritu de la Tierra necesita que todos los hermanos del tiempo estén en sintonía, que sean luz y amor.
Están siendo apoyados desde lo alto, la energía del Padre-Madre Amor está con ustedes así como la bendición del Cristo Cósmico.
Sampiac y Joaquín.

14/6/2018
Proyección mental hacia Paititi.
Me encuentro en el recinto donde está el gran Disco Solar. Allí aparece un ser gigante de tres metros y medio o más, me sorprendió muchísimo su aspecto y su porte impresionante, como militar, lo único que pensé fue que era Horus, pero se dirige hacia mí y me dice que su nombre es Kontur y que es él el guardián de la Umiña. El gran cristal estaba en un pedestal de piedra delante y por debajo del Gran Disco Solar, emanando una suave luz verde esmeralda.
Allí aparece Kulba y me dice:
Trabajen desde ya con la energía de la Umiña, de ésta manera irán creando las condiciones para que ésta se incorpore al Disco Solar. Vibren con ella y en ella, pues su energía habita en ustedes desde antaño. Despiértenla en el corazón y proyéctenla al mundo.

Fecha: 1/7/2018
Antena: Eliatell-Rah
Lugar: Montevideo Uruguay
Todo está dispuesto para que lleguen a donde se tiene previsto. Solo tienen que estar vibrando en el corazón de la Madre y ella los acogerá con amor.
Sigan trabajando con constancia, elevando la vibración personal y grupal para que todos estén en la misma sintonía. No tengan temor, pues todo obstáculo aparente que perciben ahora garantiza la importancia de este viaje.
Estén atentos a todo lo que pase, pues en todo hay un mensaje.
Con amor
Anitac

Fecha: 23/7/2018
Antena: Eliatell-Rah
Lugar: Montevideo Uruguay
“El camino está abierto para los puros de corazón. No deben temer a nada. Todo se cumplirá conforme abran el corazón y despierten en amor y sean capaces de unirse en la verdad.”


En el mes de octubre recibo un mail de Betty Rodao promocionando un viaje a Egipto guiado por Sixto para finales de febrero y principios de marzo del 2018, me emocioné mucho porque sabía que ese era el viaje, pero no tenía como hacerlo.
La primera semana de Noviembre una gran amiga y hermana de los grupos me hizo un regalo que me dejó muy conmovida; el pasaje de avión para Egipto, luego otra persona también de los grupos puso anónimamente la reserva para señar el viaje que eran 700 dólares y un gran amigo me regaló mil dólares, entre mi esposo, amigos y familia contribuyeron con el resto y yo vendí y rifé mis pinturas para recaudar lo que faltaba, así después de 3 meses de pasar una gran angustia porque no sabía si lograría recaudar el dinero para el viaje y la oposición que tenía logramos entre todos llegar a cubrir el tour. Mi más profundo agradecimiento a todos ellos.
Otra cosa muy importante era que Cristián Sánchez Barros y Patries Van Elsen coincidirían en los últimos dos días del tour a Egipto con nosotros, (ellos habían comprado los pasajes antes de saber que Sixto haría un viaje a este lugar y también a ellos los veía en mis meditaciones y sueños en el viaje a Paititi) ósea que seríamos 4 personas del viaje a Paititi del 2010 que coincidiríamos en Egipto… era una oportunidad única para trabajar por la luz y conectar ambos lugares. No podía ser solo una coincidencia…

25/1/2018
Lugar: Montevideo- Uruguay
Antena: Eliatell-Rah

Egipto simbolizará sanación y perdón. Allí se verán cara a cara y verán quién es quién pero desde el amor.
Todo ahora cambia rápida y drásticamente. Sincronicen sus corazones y trabajen porque allí están las respuestas y podrán seguir adelante ya que es tiempo de los autoconvocados.
No permitan que las fuerzas negativas los utilicen y jueguen con ustedes sacándolos del camino. Sean fuertes y constantes. Ahora más que nunca tienen que estar despiertos y seguros de donde están y para qué lado de las fuerzas trabajan.
2018 no será fácil. Los acontecimientos mundiales se tornarán más convulsos debido a los cambios climáticos, ayuden al paneta equilibrando vuestras emociones y fuerzas internas. Habrá también grandes revelaciones sobre el pasado cósmico del planeta tierra que cambiara la forma de ver su historia.
No dejen de meditar e irradiar, allí está la fuerza y la protección. No decaigan.
Nosotros siempre apoyaremos a quienes trabajan por la luz.
Sampiac

Dos semanas antes del viaje vuelvo a tener un sueño muy vívido y también bastante horrible. En el mismo veo un niño egipcio de aproximadamente 8 años, era él un pequeño faraón.
Una veintena de sacerdotes le iban llevando en procesión hacia el interior del templo, ya habían pasado una sala de colosales columnas, por donde apenas se filtraban los rayos del sol del mediodía.
A los lados del chico iban dos sacerdotes vestidos con pieles de leopardo, sus rostros eran sombríos, graves y fríos, su porte era imponente.
Al llegar al lugar más pequeño y oscuro del templo, el santuario, ambos sacerdotes se pusieron a su lado, las puertas del santuario se abrieron y entraron, el humo del incienso lo envolvía todo y casi nada era lo que podía verse en el interior, solo se sentían unos susurros graves y apagados.
Otros dos sacerdotes, tomaron al niño de los brazos y prácticamente le arrastraron al interior de la habitación, pues él no quería hacerlo.
Lo que vio ahí dentro le aterró; en el medio de la habitación había como una persona, pero monstruosa, el chiquillo pensó en las estatuas que había visto del dios Sobek, el dios con cabeza de cocodrilo pero supo instintivamente que no se trataba de él. Dos sacerdotes sostenían al ser, como si él no pudiera estar de pie.
El niño vio que este ser reptiloide estaba en decadencia, parte de su piel era verdosa y otras eran marrones y estaban como cayendo, como si se estuviera pudriendo en vida, olía mal y su energía era terrible, oscura y densa, pero a la vez era muy poderoso.
Por brevísimos instantes este ser cambió y su imagen se volvió la de un sacerdote enjuto de rostro ceniciento, como si estuviera moribundo, consumido, daba pavor. Era como si el niño pudiera ver lo que estaba metido en el sacerdote.
Acercaron al niño aún más a él, y sentí que lo observaba con detenimiento y malicia como si estuviera viendo más allá del pequeño, como si le evaluara, el miedo del niño era espantoso y sentía un frio desagradable por todo su cuerpo.
Esos ojos viperinos lo escrutaban y si bien no mostraba ninguna emoción es su cara de reptil sabía que el chico era decepcionante para él, fuera lo que fuera lo que deseaba de él, no podía dárselo, y eso hizo que el pequeño volviera a sentir calor en el centro del pecho, fue como si una luz se hubiera encendido en su corazón, de inmediato los sacerdotes arrastraron el niño hacia afuera y cerraron las puertas detrás de sí decepcionados. El cuerpo del pequeño no soportaría la vibración negativa de esta entidad y a su vez su corazón era demasiado puro, algo que protegió al niño de un destino horrible: ser el receptáculo para este ser reptiloide; con esa certeza me desperté del sueño, o más bien pesadilla, la cual también tomo sentido meses después en Paititi. El día de ese sueño tuvimos un avistamiento en casa.
Llegó el momento de ir a Egipto, allí conocí a personas muy hermosas y alegres que hicieron el tour mucho más sencillo para mí, pues fue un viaje muy difícil a nivel personal por recordar de forma muy vivida una vida pasada bastante traumática, pero también más que revelador, no solo se cumplió la primera parte del mensaje de Sampiac del 25 de enero, sino que me dio una comprensión más grande de cómo está la misión hoy en día y de quién es quién.
Este viaje me enseñó lo que verdaderamente es el amor en el perdón, lo que es amar más allá de las intrigas, las traiciones y las ambiciones, por primera vez experimenté realmente lo que era el perdón del que tanto se habla y poco se practica, lo que no sabía era que en Paititi debería recordar esa experiencia y volver a poner en práctica el perdón pero a otro nivel…
En el templo de Luxor, un lugar mágico y maravilloso sentí la presencia de los guías y les pedí que si realmente tenía que viajar a Paititi, me dieran una confirmación más, en ese mismísimo momento, sobre la columnata de Tutankhamón y Horemheb, se manifestaron en un contundente avistamiento que me llenó de emoción, esos días durante la noche mientras navegábamos por el Nilo los avistamientos se repitieron con frecuencia llegando a ser fotografiados por mi madre.
Uno de los lugares que me impresionaron más fue el templo de Edfú. Ese día salimos temprano del crucero en dirección a las carrozas de caballos que nos llevarían al templo, ya eso fue toda una aventura poco agradable pues el cochero era bastante imprudente, de hecho al regresar tuvimos un accidente chocando contra otra carroza, en el que un turista y el pobre caballo salieron levemente heridos. La ciudad realmente era de una energía bastante pesada y densa, pero al llegar al templo después de tratar de pasar por una horda de vendedores bastante agresivos llegamos al lugar. El templo es realmente imponente, si bien es de época Ptolemaica (Siglos III a I a.C.) se nota que su energía es muchísimo más antigua. Este templo fue dedicado a Horus, el hijo de los dioses Isis y Osiris.
Al irnos acercando más hacia el centro del templo mis cristales de cesio comenzaron a vibrar muy fuerte, hubo una persona que sintió energías bajas o negativas, pero yo por el contrario a pesar del gentío que había sentía una energía muy fuerte e impresionante que por momentos me llenaba de felicidad, era una energía muy poderosa y al cerrar los ojos veía todo verde, como si una energía esmeralda y brillante hubiera impregnado todo el lugar… Había estado allí antes sin lugar a dudas, y algo muy especial seguramente había estado escondido allí…
Al llegar a Asuán, en un hotel muy hermoso llamado Isis, ubicado en una pequeña isla hicimos una meditación al anochecer, allí sentí una energía muy especial, el ambiente cambió y sentí que algo pasaría esa misma noche, así que luego de terminar me fui a la habitación junto con mi madre, ella se durmió de inmediato pues el día había sido realmente agotador. Al apagar la luz sentí que había unas presencias en el dormitorio. Incluso podía ver dos siluetas muy altas que se movían por la misma. Comencé a hacer la cúpula de luz, pues no eran los guías, pero tampoco lo percibía como algo negativo, eran presencias fuertes, pero no sabía de qué se trataba y eso me dejaba intranquila. El cansancio me estaba ganando, pero no quería dormirme sin saber que o quienes estaban allí, en ese momento siento la voz de una mujer que me dice con firmeza pero también dulzura “No temas, relájate y déjate llevar”, entonces más tranquila sentí que me iba de mi cuerpo… lo único que recuerdo al despertar al otro día es estar dentro de una nave, había una mujer vestida con un traje plateado, de unos dos metros de altura aproximadamente, su rostro era muy hermoso y perfecto, de ojos muy grandes y profundos, su cabello oscuro estaba peinado en un moño sobre su cabeza. Tenía una vibración y fuerza impresionantes, yo no recuerdo haber preguntado quien era ni que ella me lo revelara. Las otras dos figuras sentí que eran como una especie de guardias. La mujer me muestra en las pantallas de la nave la verdadera historia de la lucha entre Set y Horus, la cual realmente fue una guerra cósmica y una de las cosas que me muestra es la Piedra de la Creación, la cual habría sido usada por Horus, el hijo de la luz contra su tío Set, representando éste a la orden de la serpiente, la oscuridad. Este cristal me decía la mujer, tendría el poder de ver hacia adelante en el futuro, de adelantarse a los acontecimientos y además detener a los disidentes del Plan Cómico… Me decía que el verdadero ojo de Horus era este cristal, que era un regalo de protección para la humanidad. Empezaba a intuir que la Umiña tenía una especial conexión con Egipto.
Con respecto a Cristian y Patries lamentablemente tan solo pudimos vernos un rato antes de viajar de retorno a nuestros países por la apretada agenda del tour, pero si a través de los días pudimos corroborar muchas cosas vividas entre los tres.
A medida que pasaban los meses las comunicaciones comenzaron a llegar y darse a conocer los objetivos del nuevo viaje a Paititi, así como la cantidad de participantes que deberían ir.
Los objetivos eran:
1. El contacto con los maestros de la Hermandad Blanca y recibir conocimiento que amplíe lo ya recibido anteriormente.
2. Incorporar la piedra Umiña en el Gran Disco Solar y a través de estas dos herramientas y sus energías ayudar al planeta.
Cabe mencionar que hubo hermanos que ya desde el 2005 habían recibido información sobre la conexión entre el Disco Solar y la Umiña, no era realmente nada nuevo para quien lee las comunicaciones de todos los hermanos así como los informes de viajes y salidas de contacto.
Por una comunicación recibida por Sixto Paz, Rafael Calderón sería quien estaría frente al grupo liderándolo.
Me toco esta vez estar muy de cerca en lo referente a la preparación del viaje desde el comienzo, quedando incluida en el grupo que seleccionaría a quienes iban a participar en la expedición en representación de la misión y la Humanidad, lo cual no fue nada fácil, y después de la misma la inconformidad por parte de algunos hermanos por las personas seleccionadas se hizo notar un tanto agresivamente, agregándole más peso a la atmosfera pesada y negativa que se sentía pues durante la preparación del viaje se fueron viviendo muchas cosas, entre ellas que algunas personas estaban en desacuerdo con los objetivos del viaje pero sin una base sólida que refutase lo ya recibido y confirmado, los fondos para la expedición eran insuficientes incluso para señar los hospedajes y los permisos para entrar al parque Nacional del Manú no estaban saliendo y estábamos sobre la fecha… La oposición hizo lo imposible para que parte del grupo de viajeros nos desalentáramos y desistiéramos de ir.
Personalmente estuve a punto de renunciar, pero las caneplas y la proyección de los guías y la Dama de Luz fueron muy contundentes, dejándome en claro que debía seguir adelante, me había comprometido a ir, y era un compromiso de otros tiempos que debía cumplir.
Ya en los mensajes se nos hablaba de lo duro que iba a ser el viaje y que el perdón, el amor y la unidad eran la base para que todo saliera bien, y así fue. Al final todo se cumplió, los fondos se lograron juntar justo a tiempo, incluso estando ya en Cusco todo el grupo reunido seguían llegando las colaboraciones monetarias de tal manera que se superó por 3000 dólares la cantidad necesaria para cubrir toda la expedición. Mi profundo agradecimiento a todas las personas que colaboraron con el viaje monetariamente, con donaciones de alimentos y con el apoyo espiritual que realmente se sintió durante todo el viaje.
Los participantes seleccionados fueron:
• Argentina: Cristian Sánchez Barros (HELL AHAM)
• Chile: Guillermo Vásquez (AEL IUM)
• Ecuador: Daniel García (CROMDEL), Rafael Calderón (FAXOM), Rossana Carrasco (TULAC CULI), Susana Gavilánez (AMIXUR).
• Holanda: Patries Van Elsen (ELYAH ARAM).
• Perú: Daniel Lage (MER-NEC), Francisco Sosa (ANITAM), Walter Garmendia (ALTNAC).
• Uruguay: Darío Silva (ELTIAREM), Gustavo Coitiño (SHAMELAN), Hugo Píriz (ERITEL), Marcia Ely De Ávila (ELIATELL RAH).
Hugo Piriz renunció a participar del viaje dos días antes de reunirnos todos en Cusco, y al día siguiente era otorgado el permiso para entrar al Parque Nacional del Manu. No hubo tiempo de seleccionar otro participante, pero gracias a un sueño de un hermano muy comprometido de los grupos de Perú se confirmó que debían de ser 13 los expedicionarios. El numero 14 serían todos aquellos que se quedaban apoyándonos en la distancia y de quienes íbamos en representación.
Ya en Cusco nos fuimos reuniendo todos, ni bien llegamos al hotel comenzamos con la preparación de las bolsas de alimentos y otros detalles del viaje. El grupo de Ayacucho nos ayudó con donaciones y a preparar las raciones para cada día del viaje. ¡Muchas gracias a todos ellos!
Nuestra querida amiga y hermana Argenis Jara de los grupos de Colombia viajó especialmente para reunirse con nosotros y apoyar el viaje desde Perú, allí nos dio un curso acelerado de primeros auxilios y digito puntura, nos dio a cada uno de los participantes también un kit con cremas, medicamentos, vendas, etc. que nos ayudarían durante el viaje. Además nos encargó hacer un hermoso trabajo en Pusharo y en Paititi de siembra de cristales e irradiación. Agradezco con todo el corazón su apoyo, su amor y calidez y su gran servicio desinteresado por la misión. Para mi es una gran referente y ejemplo de lo que verdaderamente es un Rahma.

 Miércoles 1ro de Agosto: Cusco
En la noche hicimos una bonita y sentida ceremonia para la Madre Tierra con un Paco junto a personas de los grupos de Cusco, Ayacucho, Argenis y Santiago Garduño de los grupos de México.

 Jueves 2 de Agosto: Cusco- Salvación
Al llegar a Tres Cruces el cielo estaba totalmente encapotado y había llovizna. Patries dirigió un kintu con hojas de coca, donde cada uno le pedía a los Apus, los espíritus de las montañas la protección para el viaje y que se cumplieran los objetivos. En ese momento el sol salió entre las nubes y fue muy curioso porque parecía el Disco Solar de Akenatón, con sus rayos hacia abajo y curiosamente en ese mismo lugar hay un monumento que es un pequeño obelisco. Durante el viaje en camioneta hacia Salvación en la noche pude ver una nave que nos acompañó parte del camino. Al llegar al pueblo nos hospedamos en una casa de un amigo de los grupos, ya que el hotel estaba todo ocupado.

 Viernes 3 de Agosto: Salvación-250
Comenzamos a las 5 de la mañana con las meditaciones. En la meditación veo a la Dama de Luz quien me dice “Para que la puerta se abra únanse entre ustedes desde el corazón, conecten.” Luego de desayunar partimos sin demora hacia el poblado de 250 en donde nos registramos en las instalaciones del Parque Nacional Del Manu. Allí nos dieron permiso para llegar solo hasta Pusharo, y nos dijeron que irían a vernos en esos días…
Llegando al embarcadero nos pusimos a la espera de los hermanos machiguengas que supuestamente nos recogerían en peque peque ese día para llegar a la comunidad de Palotoa Teparo. La espera se hizo larga, algunos nos juntamos a recoger basura de la orilla, otros fueron a la oficina del parque para llamar por radio a la comunidad, mientras otros se refugiaron del sol en una precaria choza de ramas y palmas. Así pasamos casi todo el día hasta que Darío y Francisco decidieron hacer una avanzada hacia la comunidad recurriendo a unos colonos que estaban en un peque peque para que los alcanzaran. Lo curioso es que el dueño de la embarcación llevaba una camiseta deportiva con un gran número 13 en la espalda.
Mientras esperábamos a los hermanos tratamos de meditar varias veces, pero siempre algo pasaba de tal manera que nunca lográbamos estar todos juntos ya sea meditando o compartiendo para conocernos mejor, en los mensajes se nos hablaba de la unidad y era lo que hasta el momento estaba fallando por las circunstancias.
A las horas llegaron Francisco y Darío con la noticia de que había habido un malentendido y que nos recogerían pero se decidió pasar la noche en el embarcadero ya que era muy tarde y viajar a oscuras por el rio era peligroso y estábamos muy cargados, no solo con las mochilas sino con todos los regalos que se les llevaba a los machiguengas, entre ellos pesadas mantas, ya que se había informado al grupo con anterioridad que el clima estaba cambiando mucho en la selva y se estaba pasando frio, de hecho los machiguengas se estaban enfermando muy a menudo de gripe y otras afecciones respiratorias como se pudo ver más adelante.
Al fin todos juntos nos pusimos a trabajar, cuando comenzamos a mantralizar apareció el guarda parque en una motocicleta para ver si nos habíamos marchado con los machiguengas, después de hablar un poco se fue y pudimos retomar los mantras y hacer trabajos de proyección hacia la comunidad, así como la implantación de un cristal energético en la misma y proyecciones hacia Pusharo.

 Sábado 4 de Agosto: Comunidad Palotoa Teparo
Por la mañana llegaron los machiguengas a por nosotros. El viaje por el Madre de Dios y el Palotoa despertó los recuerdos del viaje del 2010, me parecía mágico estar ahí nuevamente, sobre todo después de tanta oposición.
Al llegar a la comunidad nos dispusimos a saludar a todos y repartir los regalos. También fue un gran reencuentro con los guías anteriores, Miguel y Calixto así como también con Pancho. El momento en que se repartieron las golosinas fue muy divertido pues todos, niños y adultos se abalanzaron sobre los caramelos como si fueran pequeños niños detrás de una gran piñata.
Personalmente me hice de dos nuevos amigos; Kateri una chica machiguenga de 16 años y Freddy, un pequeño niño de 8 años, muy dulces y divertidos, con ambos sentí una gran conexión inmediata y disfrute mucho pasar el tiempo que estuvimos allí con ellos.
Pero no todo era diversión y alegría, a algunos hermanos se les había informado que Rubén, el jefe machiguenga estaba enfermo de gravedad. Así que Cristian y Walter que eran los entendidos en medicina y estaban a cargo del botiquín se fueron con parte del grupo para atenderle. Allí a insistencia de Cristian deciden llevarlo a Salvación, esperar más seria fatal. En un rato se dispuso todo y gracias a la ayuda de los hermanos Rubén fue llevado al hospital donde recibió el tratamiento para su neumonía.
Ese día se nos permitió quedarnos y armar el campamento entre la iglesia y la cancha de futbol, así como usar la cocina de la escuelita que hay en la comunidad.
A algunos hermanos se les notaba la ansiedad por seguir adelante, querían emprender el viaje a Pusharo cuanto antes, pero en algunos mensajes recibidos se nos alertaba de que debíamos aprender a ver en la naturaleza las señales y que en cada lugar donde estuviéramos sabríamos que hacer. Si hubiéramos viajado antes tal vez Rubén no hubiera llegado a ser tratado a tiempo, entre otras cosas. Personalmente sentía que debíamos permanecer en la comunidad más tiempo.
Al anochecer comenzó a llover muy fuerte por lo que decidimos meditar en la iglesia, curiosamente en el altar había unos boletines y el número del mismo era el 33. Luego de los trabajos nos fuimos a dormir en medio de un barrial.

 Domingo 5 de Agosto
En la madrugada sueñé con una anciana machiguenga, y le pregunté si debíamos quedarnos en la comunidad, a lo que me contestó afirmativamente con su cabeza y luego se desvaneció.
Daniel García esa lluviosa mañana se encuentró con una anciana que le dijo que no debíamos partir ese día… las señales eran claras.
Durante las meditaciones se nos acercó el pequeño Freddy con sus amigos y le pidó a Daniel García que le enseñe a orar como lo hacemos nosotros, allí entre los que estábamos comenzamos a mantralizar, y fue realmente muy hermoso ver como este niño a pesar de su corta edad y de las molestias que le hacían sus amigos se compenetraba con los mantras y las meditaciones.
Durante una de las meditaciones de ese día vi unas ancianas machiguengas vestidas de blanco que observaban al grupo meditar. Cuando Walter que era quien dirigía esa meditación dijo que la Dama de Luz tiene un mensaje para nosotros recibo: “Cachán está entre ustedes, despierten su memoria para que no vuelva a olvidar”. Sentí que estábamos allí para recordarles a los machiguengas quienes son realmente y lo que cuidan como comunidad. Más tarde se acercaron varios ancianos a preguntarnos si ellos también podían unirse al día siguiente a nuestros trabajos de meditación a lo cual asentimos gustosamente.
Por otra parte también se siguió colaborando con la comunidad en lo referente a la salud, viendo las grandes necesidades y carencias que están pasando.
La lluvia seguía siendo torrencial…

 Lunes 6 de Agosto: Pusharo
Personalmente no sentía salir en las condiciones climáticas en que estábamos, pues los mismos machiguengas decían que no debíamos salir, que iba a llover y así fue, Pancho dijo que al otro día saldría el sol y que los ríos estarían mejor para navegarlos, pero se decidió partir de todos modos ese día temprano. El pequeño Freddy tampoco quería que nos fuéramos pero al final todos juntos nos dirigimos a los peque peque, donde nos despedimos de los machiguengas. Nuestros guías serian Kevin y Jairo, Miguel y Calixto no quisieron acompañarnos esta vez pues después de la expedición del 2010 fueron sancionados por acompañarnos más allá del Meganto. Eso a gran parte del grupo sobre todos quienes viajamos en el 2010 y antes nos pareció terrible, ya que por nosotros quedaron sin el trabajo de guías… y ellos en ningún momento se sintieron al hablar con nosotros resentidos ni enojados, al contrario se veía que realmente querían viajar con nosotros.
Gran parte del día la pasamos caminando bajo la lluvia mientras las pesadísimas mochilas eran llevadas en el bote hacia Pusharo. El camino por la lluvia no fue nada fácil, incluso para los peque peque, pero al final por la tarde llegamos al lugar.
Fue muy emotivo ver el muro, y más ver que los símbolos estaban a una altura en que podríamos hacer dermóptica en ellos sin problemas. Aún a la distancia se siente su magia. Delante se había formado una hermosa playa donde hubiera sido lindo acampar pero Kevin y Jairo nos previnieron de no hacerlo ya que allí vivían jaguares y en el agua, en el mismo muro había una cueva con dos caimanes, cosa que nos dijeron ya cuando algunos se habían bañado en esa zona, de hecho podían verse sus colas.

 Martes 7 de Agosto
Nos levantamos a las 6 de la mañana como todos los días para hacer la meditación solar. Se seguía sintiendo la ansiedad por cruzar el cañón y llegar a Paititi.
En la recepción de mensajes en que pedíamos pautas recibo lo siguiente:
“Hoy quédense aquí e intégrense con el Corazón y desde el Corazón.
Mañana muy temprano iniciarán el peregrinaje que los llevará a concretar los objetivos de este viaje que los acercará más al encuentro con los guardianes del Templo, siempre que ustedes hermanitos aprendan a ser Corazón.
Déjense guiar por la Dama de Luz. Estén atentos a todas las señales. Sean UNO solo y todo se dará para bien.
Cada uno cumplirá con su rol aquí en Paititi. La Dama de Luz les espera para abrazarlos, pero para ello deben integrarse más con ella y entre ustedes.
Con amor
Anitac”
Luego de recibir el mensaje me acerco al rio y comiencé a observar una mariposa amarilla que parecía jugar con la fuerte corriente, por momentos parecía que se iba a hundir en las aguas de tanto que se acercaba, volaba lejos y volvía en picada nuevamente hasta que en un momento el rio se la tragó. Me impresionó mucho ya que me recordó el mensaje de Anitac, por lo cual debería de estar atenta a todo y no ser imprudente o arriesgada en ningún momento.
Por la tarde cruzamos el rio para ver el muro. De inmediato se siente la energía y el magnetismo que tiene este lugar sagrado, cada símbolo en el muro parece tener magia propia. Allí Patries nos guio en un hermoso trabajo con los elementales de la naturaleza y los guardianes del lugar.
Durante la dermóptica en el muro me veo como un joven guerrero inca, luego siento que el muro se abre y comienzo a ver el recinto del Disco Solar y a los Maestros, allí la Dama de luz nos da la bienvenida. Es una bendición volver a un lugar tan maravilloso y mágico.

 Miércoles 8 de Agosto: Paititi
Bien temprano meditamos, desayunamos y emprendimos el viaje a pie hacia el cañón para cruzarlo, personalmente por los mensajes que se habían recibido anteriormente creí que solo 7 deberían de cruzar pero no fue así. Todos lo hicimos.
El Meganto es un lugar realmente hermoso, donde sí o si tienes que ser uno con la naturaleza e integrarte con ella. Si realmente estás en armonía con el lugar es como si te abrazara, allí todo te habla. Se siente que estas ingresando a un espacio sagrado y puro.
Agradezco muchísimo a Gustavo por su solidaridad ya que él llevo la carpa que compartíamos Susana y yo, el peso de las mochilas realmente esta vez era excesivo por la gran cantidad de comida, a pesar que gran parte se la compartimos a los machiguengas y otra parte había quedado en la cueva frente al muro para nuestro regreso, y con la carpa no sé si hubiéramos podido cruzar el cañón. Mi mochila ya estaba descocida por exceder la capacidad.
El camino como las comunicaciones decían fue realmente titánico, y allí entendí a lo que se refería Anitac en el mensaje. Más o menos a mitad del cañón se nos presentó uno de los desafíos más grandes, había una gigantesca roca en el rio y era imposible pasar por otro lado, a su vez la corriente allí era fuertísima. Daniel García valientemente decide cruzar primero con la cuerda, y entre los hombres se creó una cadena para poder pasarnos al otro lado a las mujeres, las primeras en cruzar con éxito fueron Rossana y Susana. Cuando toco mi turno me resultó casi imposible avanzar, así que me sacaron la mochila, la corriente era imponente y también había una roca sumergida que dificultaba aún más el pase. Al final con la ayuda de Guillermo, Darío y Rafael logré pasarme al otro lado exhausta. Sin el duro entrenamiento que había hecho antes del viaje francamente no hubiera logrado pasar no solo ese tramo del rio sino todo el cañón.
Los chicos estaban agotados y todavía faltaba pasar Patries y ellos, pero en vez de descansar para reponer fuerzas el grupo se dividió, los que quedaron detrás de la gran piedra decidieron abrir trocha e ir por arriba, por el bosque, lo que algunos vimos como un error, ya que el mensaje que no se tuvo en cuenta, decía claramente que fuéramos uno y todo se daría para bien. Mientras los que quedamos abajo seguimos avanzando por la orilla del rio.
Cada tanto llamábamos al grupo que estaba en el bosque, pero ellos no nos escuchaban y nosotros a ellos tampoco. Al cabo de un rato los vemos. Nos reunimos y allí nos enteramos que Francisco se había accidentado, cayendo dos veces, una de espaldas desde una altura considerable y otra de cabeza… él decía estar bien pero su cara decía otra cosa. Seguimos avanzando esta vez todos juntos hasta el final del cañón.
Antes habíamos decidido por los mensajes que se habían recibido que solo se debería avanzar un día, el tiempo prácticamente que nos tomó cruzar el cañón. Cuando salimos de mismo, vimos una hermosa cascada, y cruzando el rio rodeando un monte encontramos una pequeña playa, allí sentí a la Dama de Luz que me decía que ese era el lugar, ya estábamos en territorio del Paititi, lugar de la Hermandad Blanca. También en ese momento una enorme ave salió del cañón en nuestra dirección, posándose en un árbol cercano. Las comunicaciones nos decían que debíamos estar atentos a los pájaros y las señales, y además el día anterior a Cristián se le dijo que un árbol blanco marcaría el lugar, y así fue, tanto delante de la playa como por detrás se elevaba un árbol blanco muy alto, confirmando por todos lados que estábamos en el lugar correcto.
Al armar el campamento nos dimos cuenta de que las carpas entraban justo en la zona de la arena, no sobraba más espacio, después era todo lecho de rio seco lleno de piedras.
A la noche mientras meditábamos se desató una tormenta eléctrica en el cañón, por lo menos así lo percibimos nosotros desde donde estábamos, los flashes eran muy intensos y duraron casi dos horas, luego esos flashes o relámpagos se pusieron por encima del grupo, Susana me confirmó que los flashes salían de un gran circulo en el cielo. Yo sentí que el lugar estaba siendo preparado para las experiencias xendras.
Todos estábamos muy cansados, la lluvia comenzó a caer muy fuerte y nos fuimos a descansar para reponer fuerzas después de lo intenso del día.

 Jueves 9 de Agosto
Este día comenzamos con el ayuno. Por la tarde hicimos la siembra de cristales que nos había encomendado Argenis y Guillermo también había traído unos cristales que estaban programados para ser implantados en Paititi, de tal manera que todos íbamos poniendo nuestras mejores intenciones en ellos para la humanidad y el planeta, terminamos en una irradiación planetaria y una cadena de sanación. A las 6 de la tarde se hizo un trabajo frente a la cascada con los cuatro elementos y la Umiña. Por la noche hubo avistamientos.
Se había recibido que los xendras se darían esa noche a las 21 horas, pero cuando algunos hermanos fueron a verlos sintieron que la energía no era lo suficientemente fuerte aún. Así que nos dijeron que como estábamos cansados lo mejor era dormir y que al día siguiente se tendría la experiencia xendra.
Cuando casi todos ya se habían ido a las carpas nos habíamos quedado algunos despiertos hablando, yo estaba con Gustavo y nos llamó la atención Cristián, diciéndonos que no encontraba a Patries, la buscamos y llamamos, pero no aparecía. Al poco rato la vimos avanzar hacia nosotros muy emocionada, pero llena de paz, su energía era muy especial y nos cuenta que había tenido un encuentro con tres maestros de la Hermandad Blanca, no muy lejos de donde estábamos, pero nosotros no la habíamos visto. Su relato me emociono mucho. Ella nos contó como uno de los maestros tocó físicamente su corazón y ella pudo sentir la conexión y el amor con todo el universo a través del espacio, del tiempo y de toda la historia.
Vio luego como más seres, blancos y luminosos se acercaban hacia ella, percibiéndolos como más maestros del retiro de Paititi. Patries había cumplido con uno de los objetivos del viaje, el contacto físico y directo con los Maestros de la Gran Hermandad Blanca. Con que una sola persona lo tuviera era suficiente.

 Viernes 10 de Agosto
Por la mañana al salir de la carpa veo dos hermosos arcoíris que crean como un marco en el campamento y sus extremos apuntan a donde estarían los xendras, uno en el rio y otro más hacia adentro.
Por la tarde se apareció el guarda parque con un ayudante, estaba molesto porque no habíamos respetado el permiso que solo era hasta Pusharo, lo cual era lógico pues nosotros estábamos en zona prohibida, algunos hermanos se pusieron a hablar con ellos amigablemente y al final luego de inspeccionar la zona y ver que no habíamos cazado ni ensuciado el lugar nos permitió quedarnos, diciéndonos que al día siguiente nos esperaría en Pusharo.
Luego hicimos algunos trabajos para levantar la vibración, como alineación de chakras y mantralizaciones solares, pero fue en la noche durante una hermosa meditación dirigida por Walter que se manifestó claramente la Dama de Luz ante mí y le pregunté porque solo una sola persona había tenido contacto con los maestros, a lo que me respondió:
“Mi niña, aún no se han dado las experiencias previstas para todos ya que no han logrado la unidad requerida entre ustedes… Recuerda que representan a toda la humanidad, son una síntesis de ella, si se dieran cuenta de las posibilidades que se les abren al estar en este lugar no las desaprovecharían, si ustedes actúan en unidad y amor, la humanidad también lo terminará haciendo como un reflejo. Aún no logran ese estado, pero los Maestros les han mostrado a través de la hermana que es posible.”
Luego se hace a un lado y me muestra una grandísima habitación que reconocí como la sede de los 24 Ancianos de la Galaxia en Morlen, y me dice que nos estaban esperando para ratificar nuestro compromiso hecho en el 2010 en el Retiro de Paititi frente a los maestros de la Hermandad Blanca.
Después de esa meditación Rafael nos sugiere que nos presentemos entre todos, para integrarnos un poco más y conocernos mejor entre nosotros. Al finalizar esta dinámica Rafael, Darío y Cristián salen hacia los xendras a constatar cómo está la energía y tras un buen rato, nos llaman separándonos en dos grupos.

Experiencia Xendra 1 (Eliatell-Rah)
21 horas.
Al ingresar a este xendra me costó conectarme, ya que sentía que no tenía mucha fuerza ni energía pero cuando creí que nada pasaría comencé a sentir y ver que una fuerza me trasladaba hacia adelante y que iba como atravesando una red dorada amarilla luminosa con patrones geométricos que formaban algo muy similar a la flor de la vida.
Cuando termino de atravesar eso me encuentro en un lugar muy amplio y luminoso, al fondo medios velados por la intensa luz había muchos maestros, eran los 24 Ancianos de la Galaxia pero quien sale a mi encuentro es el Maestro Joaquín. Él se pone delante de mí y me toma por los hombros, los guías Sampiac, Meth y Anitac le acompañaban.
Allí Joaquín me dio un mensaje personal sobre lo que tengo que hacer de ahora en adelante, me instruye en mi preparación, me habla de mi compromiso y lo que eso conlleva. Fue un momento muy especial ya que como dijo momentos antes la Dama de Luz estaba ratificando mi compromiso asumido en el 2010 en el recinto del Gran Disco Solar, delante de los maestros de la Gran Hermandad Blanca terrestre, y ahora, ocho años después, estaba haciendo lo mismo, pero delante de los 24 Ancianos de la Galaxia, algo que me llenó de una profunda emoción.
Luego el semblante del maestro cambió y me dijo muy seriamente que tanto Eltiarem (Darío), Shamelan (Gustavo) como yo teníamos que unirnos para trabajar en reactivar el corazón de Uruguay, que era muy importante porque nuestro país a nivel de la misión no estaba cumpliendo con la expectativa cósmica que se tiene sobre él mismo.
Luego nos llamaron para retirarnos del xendra. Volvimos al campamento y seguimos meditando para que la vibración no decayera.

Experiencia Xendra 2
22:00 horas.

Al ingresar en este xendra soy inmediatamente trasladada al antiguo Egipto, observo el pasaje de la Umiña por esta civilización sobre todo en el último tiempo que pasó allí, a finales de la XVIII dinastía, en el hoy llamado Reino Nuevo. Este cristal era llamado “Cristal o piedra de la Creación”, o “Benben” fue escondido por tres de los últimos faraones de la dinastía a pedido de los maestros de la Hermandad Blanca, para que no fuera mal utilizada. Esto sucedió en los reinados de Akenatón, su hijo Tutankhamón y Horemheb.
El lugar a donde fue trasladada la Umiña luego de ser sacada de América fue a Egipto, cuando aún era una colonia Atlante, el lugar exacto fue Iunu, “la ciudad del pilar” más conocida posteriormente como Heliópolis. Desde allí fue desarrollándose el culto a Ra, el culto a la divinidad solar, a la Luz.
Fueron los sacerdotes puros quienes guardaron con gran celo el secreto de este cristal traído desde los cielos.
Con el pasar de los años un príncipe llamado Thutmose instruido en los rituales solares por su tío abuelo, el gran sacerdote y astrónomo Anen le revela tanto al príncipe como a su jovencísimo hermano Amenhotep el regalo que le habían hecho los dioses a Egipto: El Benben, el Cristal de la Creación.
Thutmose, el príncipe hereditario muere prematuramente y es Amenhotep IV quien es coronado Rey del Alto y Bajo Egipto.
El joven faraón luego de tener un contacto directo con seres extraterrestres de una 5ta dimensión de conciencia cambia su nombre por Akenatón (útil a Atón) y funda una nueva capital; Akhetatón, el Horizonte de Atón, la ciudad construida para el Disco Solar, donde decide trasladar el Cristal de la Creación ya que en aquella época tanto el templo de Ra en Iunu, como el templo de Amón en Tebas, estaban en conexión a través de algunos sacerdotes de Amón sin escrúpulos que trabajaban para la orden oscura; los secretos del templo no podían caer en manos equivocadas.
El Benben debía de ser custodiado y nada mejor que estar en las manos del propio Señor de las Dos Tierras, el Faraón Akenatón, un amante de la luz.
Años más tarde es el joven faraón Tutankhamón quien entre los 11 y 14 años de edad comienza a tener revelaciones sobre el Disco Solar y la piedra de la Creación y el poder que tienen. El adolescente inquieto y preocupado por lo que ve le confiesa a Horemheb, general de sus ejércitos y persona de su máxima confianza sus visiones, en las cuales seres de blanco, luminosos, le dicen que resguarde el cristal en otro lugar. El Horizonte de Atón ya no era un lugar seguro…
Al sentir en sus propias manos la energía, el poder y la verdadera historia que encierra el Benben, el rey es consciente de que no puede caer en manos equivocadas y que debe ser escondida sin demora en un lugar seguro pues se le mostraba también como una parte de los sacerdotes de Amón polarizados hacia la oscuridad conocían la existencia de la Umiña y querían utilizarla ya que al contener los códigos de la creación con ella se podían recrear cuerpos vibratoriamente fuertes como para soportar la energía mental de los disidentes oriones atrapados en Egipto en cristales piramidales verdes que hacían de prisión energética, por lo cual sus almas no podían retornar a sus planetas de origen. Un cuerpo humano normal no soportaría por mucho tiempo la poderosa energía de estas entidades.
Había 16 de éstos cristales repartidos entre el Alto y el Bajo Egipto, desde donde estos seres ejercían el dominio mental sobre estos sacerdotes y personas de autoridad para poder obtener su libertad y cumplir con sus planes oscuros y nefastos para la humanidad.
Tutankhamón autoriza entonces a Horemheb a esconder el cristal en lo que hoy es Edfú, lejos de Tebas y de la influencia de los sacerdotes de Amón, pero éstos también estaban detrás de otra herramienta: el Disco Solar, ya que con el podrían abrir el portal que devolviera a los disidentes a sus planetas de origen en la constelación de Orión, luego de destruir la vida y el planeta entero y hacer fracasar el Plan Cósmico pero todo esto fue frustrado, ya que los sacerdotes como es obvio nunca pudieron hacerse con ninguno de estos dos objetos de incalculable poder.
Tutankhamón muere producto de una brutal emboscada y es el general Horemheb quien termina por devolver este cristal a los Guardianes del Orden estelar y velar por el Disco Solar pero ya investido con la merecida Doble Corona.
De inmediato me veo en un lugar totalmente diferente, veo un bosque casi selvático en donde hay una serie de pirámides truncas blancas, sobre la mayor de ellas veo un grupo de siete mujeres vestidas de blanco con los cabellos muy negros y largos, sus rostros eran indígenas, una de ellas siento sin lugar a dudas que es Rossana. Allí siento que estoy en Ecuador.
En el centro del grupo había una pequeña base de piedra y sobre ella estaba la Umiña brillando intensamente, estas mujeres la levantaban en el aire sin tocarla, y a través de cantos y mantras irradiaban la energía del cristal hacia la Madre Tierra, pudiendo controlar armoniosamente los elementos de la naturaleza y también su energía podía ayudar a la sanación de las personas o de una comunidad entera. El cristal era reverenciado y tratado como un objeto sagrado y de culto, no cualquiera podía estar ante su presencia pues su energía y vibración eran fuertísimos.
Después de revivir todo esto me encuentro dentro del retiro del Paititi, donde se encuentra el Gran Disco Solar y la Umiña, momentos antes de ser reunidos en uno solo nuevamente. La Dama de Luz estaba frente a mí y entre nosotras estaba este cristal verde tan especial.
Ella me pide que ponga las manos en él y de inmediato al tocar el cristal siento y veo como la energía de un color esmeralda intenso comienza a fluir desde mis brazos hacia mi corazón, la piedra era muy cálida, parecía viva, y desde mi corazón fue como si se creara a mi alrededor una protección cristalina, una red de luz protectora con la energía de la Umiña.
La Dama de Luz me dice en ese momento que en vidas anteriores había tenido contacto con esta piedra y la había sabido utilizar y resguardar, que la energía de ella vivía en mi pero ya era hora de recordarla.
Después llegó el momento en que a siete de nosotros se nos pide ponernos en semicírculo alrededor de la Umiña que estaba en su pedestal, detrás de nosotros estaban los maestros, guías y los guardianes del cristal. Todos con las manos a la altura de los hombros extendidas hacia la Umiña, en el lugar resonaba el mantra Om, suave y constante, el sonido de la creación. Entonces con nuestra intención la piedra se fue elevando hasta quedar a la altura del centro del disco, que estaba a unos 3 metros del suelo cristalino. Luego la piedra se insertó sola al disco y la energía verde esmeralda empezó a fluir y cubrir cada símbolo del Disco en oleadas desde el centro hacia afuera hasta que todo el lugar se iluminó con un tono verde y dorado, así como todos nosotros.
En ese momento aparecen a mi lado los guías Sampiac y Antarel quienes me llevan al salón de los cristales verdes, me fije que las paredes de este lugar eran como de una piedra similar a la selenita pero grisácea.
Allí me dicen que no tenga miedo y me ponen delante de uno de esos cristales piramidales y me indican que ponga mis manos en él.
De inmediato al contacto con el cristal sentí un frio desagradable a diferencia de la calidez de la Umiña. La sensación no me gustó nada pero seguí con las manos en el cristal y de un momento a otro me encontré en el cosmos viviendo una terrible guerra cósmica, veo como enormes naves oscuras y aterradoras tripuladas por seres de aspecto reptiloide procedentes de la constelación de Orión, destruyen planetas y civilizaciones enteras a su paso, como si fueran horribles insectos depredadores, dejando un reguero de destrucción y desolación.
Veía claramente las explosiones, que destruían planetas enteros y los grandes escombros generados por las mismas iban cayendo como meteoritos sobre otros mundos generando aún más destrucción y pavor.
Todo era caos, angustia y terror; sin poder soportarlo más saqué las manos del cristal y uno de los guías me vuelve a recalcar que no tema. Entonces desde el cristal mismo veo cómo sale hacia afuera la proyección de uno de estos seres reptiloides, era enorme, su mirada era tremendamente fría y aterradora sin emoción ni sentimiento alguno.
Comencé a sentir lo que él sentía por mí, por la humanidad y por el planeta. Era repugnancia, ira, violencia, un odio absoluto. Sentí que si él tuviera la capacidad de estar libre, haría lo que fuera por exterminarnos como si fuéramos cucarachas, ellos se sentían los dueños del universo, para ellos así era y nosotros un obstáculo en su camino. Podía sentir su fuerza mental, como influían aun desde su prisión energética en personas débiles de carácter y faltas de luz para que los ayudaran a ser liberados.
En ellos no había ninguna clase de remordimiento por lo que han hecho en el pasado, ya sea en el cosmos o a la humanidad, es más sentí como si de hecho estuvieran orgullosos de sus acciones.
Entonces el guía Antarel me pide que comience a irradiar a este ser con la energía de la Umiña sumado a la energía del Amor pues la energía de la Umiña se activa a través del sentimiento puro del amor, sino destruye.
No fue nada fácil sentir amor y mucho menos perdonarles ya que este personaje era lo que menos me inspiraba, conociendo todo el daño que le han hecho a la humanidad, incluso desde su prisión, y todo el genocidio que hicieron a un nivel cósmico, me parecía algo imposible, pero en un momento me concentré con todas mis fuerzas en mi corazón, reviví los momentos más hermosos de mi vida, y reviví también lo que es el perdón y lo liberado que se siente uno mismo al perdonar a alguien que te ha dañado, como me pasó en Egipto… Entonces las energías de la Umiña y la fuerza del Amor en el perdón fluyeron naturalmente hasta este ser y sus compañeros.
Podía ver y sentir como se resistía a las energías que le irradiaba pero él no podía hacerme ningún daño, entonces mientras seguía con mi trabajo, el guía me decía que lo que estaba haciendo era sembrar una semilla en estos seres, y que las semillas podían germinar como quedar latentes, pero que de todas maneras era un trabajo y un esfuerzo que había que realizar como parte de la Hermandad Blanca de la que formamos parte.
Entendí que la energía de la Umiña, así como tener el conocimiento de la forma en que los disidentes oriones piensan, sienten y las manipulaciones con las que son capaces de someter al ser humano nos permite estar alertas y protegidos de sus influencias.
Estos seres a través de sus mentes crean intrigas, desunión, desesperanza, desaliento, intentan por todos los medios de los que son capaces de utilizar para que nos destruyamos entre nosotros, como humanidad, como colectivo espiritual y así van generando esa vibración tan negativa de la que se alimentan y que hace que nosotros nos estanquemos espiritualmente.
No nos corresponde a nosotros abrir la puerta que los retiene aquí, pero si mostrarles el camino, con nuestros sentimientos más puros, con nuestro perdón. Solo cuando ellos tomen conciencia del daño que han hecho y se han causado a sí mismos y vean que el amor y el perdón son los verdaderos caminos hacia la redención, desde la Confederación de Mundos se abrirá la puerta que hoy los retiene en nuestro planeta y serán libres.
Luego me dijo que ahora que éramos conscientes de las energías que manejábamos teníamos que ser cuidadosos con nuestros propios pensamientos y emociones y aprender a cultivarlos debidamente, llevábamos en nuestro interior la energía de la Creación, para utilizarla en favor del planeta y la humanidad.
Teníamos ahora una gran labor y compromiso por delante, llevar la energía de la Umiña, compartirla, y trabajar con ella a través del Gran Disco Solar, extendiéndola a todo el mundo y conectándola especialmente con todos los retiros, donde hubiera cristales piramidales. Me vi en Arequita y también en Egipto trabajando en ello con algunos hermanos de misión.
Salí del xendra un poco en shock por haber sentido lo que sienten los oriones disidentes, había sido una experiencia muy fuerte y a la vez muy diferente a la que podría haber esperado o incluso imaginado.

 Sábado 11 de Agosto
En el desayuno compartimos algunos las experiencias vividas en los xendra de la noche anterior y fue realmente impresionante ver como varios de nosotros habíamos tenido prácticamente las mismas experiencias y unas a otras se complementaban y corroboraban.
Mientras se desarmaba el campamento fue muy triste ver como tres hermanos quemaban bolsas de basura plásticas por no querer cargarlas, lo cual era una locura ya que no pesaban nada. Ahí me di cuenta de la poca conciencia que a veces tenemos sobre la naturaleza y lo que le hacemos… se suponía que estábamos allí, un santuario, para cuidar de nuestro planeta y estábamos obrando de forma muy negativa e inconsciente.
Luego de desarmar el campamento comenzamos el regreso hacia el cañón. El camino no fue tan duro y lo hicimos en la mitad de tiempo. Al llegar al campamento Kevin y Jairo nos conmovieron con un regalo; mientras no estuvimos se habían puesto a juntar piedras negras redondas del Paititi para cada uno de nosotros. Nos contaron que la primera noche que pasamos el cañón, la noche de la tormenta, ellos creían que los rayos estaban cayendo donde nosotros estábamos, mientras nosotros percibíamos que salían de Pusharo.

 Lunes 12 de Agosto
Temprano meditamos, desayunamos y cruzamos el rio para hacer el trabajo de los 7 en el muro.
Rafael hizo un trabajo del perdón a los disidentes oriones en donde todos nos proyectamos al interior del retiro. Al principio me resulto muy complicado porque estábamos todos abrazados en una cadena y solo dos personas tocaban el muro, después de un rato logre superar la incomodidad física y proyectarme y pude revivir el xendra de la noche anterior, donde perdonaba a los oriones y les irradiaba con la energía de la Umiña y la energía rosada del amor.
Luego se hizo un trabajo reviviendo la incorporación de la Umiña al centro del Gran Disco Solar. Veía claramente la Umiña en el centro del Disco, y como ambos se activaban como uno solo, podía observar como desde el Disco se iban irradiando ondas de energía doradas y verdes que iban creando alrededor del planeta una red protectora, que lo envolvía por completo y visualizaba como toda vida en la Tierra recibía los beneficios del Cristal de la Creación, sobre todo el Corazón Cristal del Planeta.
Después de este trabajo hicimos otra siembra de cristales y esta vez nos acompañaron Jairo y Kevin, y luego Cristian les enseñó a meditar en el muro, donde también aprendieron a hacer dermóptica, mantralizar y a sentir los símbolos.
Para cerrar teníamos el trabajo de los 7 para incorporar el Espíritu Planetario y cómo se había recibido en comunicación deberían de pasar las mujeres y completar el número de siete con los hombres que no lo hubieran hecho anteriormente. Entre nosotras elegimos a Darío, Cristian y Rafael. Le sugerí a Patries que hiciera ella el trabajo, ya que era su tercer viaje y había sido ella quien tuvo el contacto con los Maestros de la Hermandad Blanca en este viaje.
Nos dispusimos todos en el muro mientras los demás hermanos nos apoyaban con los mantras.
Yo elegí el símbolo de la doble carita corazón para apoyar la frente y las manos. Comienzo a sentir la energía del muro y como se va abriendo y la energía verde esmeralda comienza a fluir del mismo, empiezo a revivir la experiencia del 2010, la conexión con la Dama de Luz es muy fuerte, siento que nuestros corazones están conectados, uno dentro del otro, lo veo como el símbolo en que estoy apoyándome, son Uno. Veo círculos de energía que parten desde su corazón, representado como un gran cristal de energía amorosa, desde donde parte toda la vida del planeta. Círculos y círculos energéticos que se van abriendo pero todos están conectados, como la flor de la vida, como si cada círculo representara una especie, un ser, me mostraba la trama de la vida.
Volvía a ver a partir de su corazón, los animales, las plantas, los árboles, todo lo que está vivo en nuestro planeta y evoluciona, entonces siento su voz:
“Sal al mundo y comparte este mensaje; diles que yo estoy viva, que siento, amo, sufro y tengo temor… Cuiden a sus hermanitos (me muestra los animales, las plantas, todo lo que está vivo) ellos son parte de mí, son uno en mí, forman parte de mi esencia así como ustedes también los son, la vida en la vida…”
Entonces percibo que los mantras cesan y comienzo a sentir pasos, la energía como que se corta de repente, pensé que ya estaban saliendo del muro y que Patries nos habría llamado y que yo no la escuché. Entonces al retirarme del muro veo a Patries, tan desconcertada como yo y veo que están en el muro las personas que debían estar apoyando a los 7 y mucha dispersión alrededor. La experiencia había terminado así, abruptamente y honestamente me decepcioné. Luego se me acerca Rossana para explicarme que ella había recibido de la Dama de luz que los hermanos que no había incorporado el Espíritu Planetario debían de pasar también.
En ese momento pensé ¿para que recibimos mensajes si después hacemos lo que nos da la gana?, nos piden que sean 7 que crucen, o tengan determinada experiencia, y no lo hacemos, luego 7 en el muro y tampoco respetamos eso…
Personalmente me alegré de que los hermanos hayan estado en el muro también, pero hay formas de hacer las cosas sobre todo si hay alguien ya dirigiendo un trabajo (Patries en este caso), hay que respetar a esa persona y esperar a que termine.
Luego nos despedimos del muro y volvimos para cruzar el rio y emprender la caminata de regreso a pie mientras que Kevin, Jairo y Francisco iban en los peque peque con las mochilas. Mientras caminábamos pasó una embarcación con turistas hacia el Muro, en la cual iba Calixto con otros machiguengas.
Caminamos durante horas por las márgenes del rio, hasta que Kevin y Jairo volvieron por nosotros en una sola embarcación.
Durante el viaje de regreso por el rio volví a ver una nave lenticular blanca que se dirigía hacia Pusharo.
Al llegar a la comunidad, Francisco nos estaba esperando solo en la orilla del rio con algunos niños, les había intercambiado barritas de cereales por yuca que ya estaba cocinando para nosotros pues presentía que llegaríamos muy cansados por la caminata. Al final se decidió retornar a 250 sin quedarnos en la Comunidad.
Allí estaban Pancho y José, otro machiguenga con los chicos, ninguno parecía querer que nos marcháramos, incluso preguntaron con insistencia cuando volveríamos. Nos despedimos con prisa y también tristeza. Contratamos otro peque peque y emprendimos el regreso que lo hicimos de noche por el Amarumayo, hubieron zonas muy peligrosas e incluso uno de los peque peque se quedó sin gasolina en el medio del rio. Mirando hacia atrás vimos cómo la zona de Pusharo estaba cubierta por una tormenta eléctrica.
Después de un buen rato llegamos a 250, en mi caso con frio y totalmente empapada. Allí comimos y luego emprendimos el regreso hacia Salvación, llegando ya muy tarde por la noche.
En esos días compartimos un poco por arriba las experiencias ya que no habíamos tenido tiempo de hablar entre todos.
Luego regresamos hacia Pisac. El viaje por tantas horas sin parar ni siquiera a comer algo me agotó, además me afecta muchísimo la altura, y extrañaba mucho a mi familia, solo tenía ganas de llegar, descansar y regresar a casa.
El día 15 en la casa de Patries y Cristian en Pisac nos reunimos todos, para hacer una supuesta evaluación del viaje, pero no fue muy así, Rafael nos comunicó que el dinero sobrante se destinaría para un viaje a Gobi en 2019, como una continuación del viaje a Paititi, también nos informó que el informe general del viaje lo haría el grupo de Ecuador, el cual nos mandarían para ser aprobado por todos, cosa que no fue así con la segunda parte del mismo. Luego Cristián para alivianar la energía dirigió una meditación para que reviviéramos las experiencias xendras y recordáramos más detalles de las mismas.

Conclusiones:
Este viaje sin lugar a dudas desde un comienzo fue muy desafiante en todos los niveles; tanto físico, mental como espiritual. Pretendía en un inicio escribir solo las experiencias vividas durante el mismo, y como se fueron cumpliendo los objetivos, pero me parece que todo debe ser contado y trasmitido para que en futuros viajes se aprenda de los errores, y podamos sacar lo mejor de nosotros mismos en beneficio del Plan y la Misión.
Tanto a los que les toca ir, como los que quedan tienen una gran responsabilidad en estos viajes, si bien vamos con el apoyo de la Dama de Luz, la Hermandad Blanca del Cosmos y Terrestre, así como de los Guías de Misión necesitamos del apoyo humano ya que sin ese soporte verdadero y desde el corazón de todas las personas, ya sean de la misión o no, no se podrían realizar. El apoyo es una fuerza espiritual que en la selva, como en otros lados a donde somos llamados se siente de verdad de una forma muy mágica y contundente así como la conexión real con quienes están del otro lado pendientes de que estemos bien y que los objetivos se cumplan. Como ya se sabe viajamos a nombre de todos y no a título personal.
Un viaje no se inicia desde que ponemos los pies en la selva, sino desde mucho antes, es un largo camino, por eso me pareció importante cubrir esa parte.
Con respecto a los objetivos, a mi forma de ver se cumplieron todos.
En los xendras se nos mostró parte del Plan Cósmico referente a los disidentes Oriones y la vital importancia que tuvo la Umiña para la humanidad durante la gran guerra cósmica y en su paso por distintas civilizaciones terrestres.
Se cumplió el objetivo de integrar el Cristal de la Creación (Umiña) al Gran Disco Solar, se necesitaba del componente humano para el ensamble de ambos, activándolos y creando alrededor de nuestro planeta una red de energía que debemos seguir trabajando y activando para regenerar la naturaleza y ayudar al planeta, la humanidad y todos los seres vivos en este momento en que el equilibrio natural de la Tierra se ve tan afectado.
El contacto físico con los Maestros de la Hermandad Blanca también se cumplió con la experiencia de Patries.
Otra cosa que me parece muy importante mencionar es nuestra conexión con los machiguengas. Creo que sin quererlo en el 2010 se les hizo daño, tanto a Miguel como a Calixto. Si bien es cierto que nadie les obligó a acompañarnos más allá del cañón sí está en nuestras manos compensar el daño que hayan sufrido por ayudarnos, no hacerlo sería un acto de deslealtad de nuestra parte. Yo soy de la idea que el dinero excedente del viaje debería ir para ellos y su comunidad ya que estaba destinado para el viaje a Paititi y ellos son la puerta inicial.
Además en este viaje pudimos ver como el cambio climático les está afectando y las grandes carencias que están sufriendo, por lo tanto siento que de alguna manera debemos comprometernos en ayudarles más efectivamente y no solo darles una mano cuando necesitamos de ellos.
Por último quiero agradecer de todo corazón a todos los hermanos de misión Rahma y a todos aquellos que día a día trabajan por la luz y que nos han apoyado desde el Amor y desde corazón durante este camino hacia el conocimiento y la realización de los objetivos de la misión y del Plan Divino.

¡PUNCHAO CHINAM!
¡Hagamos que amanezca en nuestras vidas!

Eliatell-Rah

admin
About me

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *